PRÓTESIS DE CADERA Y REVISIÓN DE LA PRÓTESIS

 

La Prótesis de Cadera por ser un tratamiento tan eficaz és una de las cirugías más gratificantes que existe en la cirugía ortopédica moderna. En la actualidad son realizadas aproximadamente 12.000 prótesis de cadera por año en Portugal.

Las causas que nos lleva a realizar esta intervención quirúrgica son patologías de la cadera que causan dolor, rigidez, deformidad, encortamiento del miembro inferior y claudicación. El principal motivo que lleva a un paciente a decidirse por la cirugía es el dolor. En una prótesis de cadera primaria el momento en que se realiza la cirugía es decidida por el paciente dependiendo de su sufrifiento y con la pérdida de calidad de vida. Puede ser realizada a cualquier edad.

 

Hemos asistido en los últimos años a una enorme evolución en relación a la prótesis de cadera:

Evolución Técnica de los implantes que utilizamos

  • Existen múltiples tipos de implantes que varían en la forma como se fijan al hueso del paciente (cementados y no cementados), en el material y en el diseño.

Evolución de los equipos quirúrgicos (médicos, enfermeros, técnica quirúrgica)

  • Evolución de la Técnica Quirúrgica con tendencia para abordajes menos agresivas, con incisiones más pequeñas que permiten una recuperación más fácil y más rápida.
  • Coordinación unterdisciplinar verdaderamente eficaz entre los diferentes profesionales con el objetivo último de mejorar el bienestar del paciente. 

Evolución de los pacientes

  • Los pacientes cada vez están más informados y son más exigentes lo que hace también que sean más colaborantes.

Con los tipos de prótesis que utilizamos conseguimos que el 85% de las prótesis continúen funcionantes al fin de 20 años. Sin embargo, con el paso del tiempo puede ser necesario realizar una revisión de la prótesis. En esta cirugía lo que se realiza es una sustitución total o parcial de la prótesis. Este tipo de cirugías de revisión son más complejas tanto para los equipos quirúrgicos como para el paciente.

En el momento en que una prótesis de cadera falla, cuando más tiempo pasa hasta la cirugía, más dificil resultará la revisión debido al desgaste progresivo del hueso. Un paciente con una prótesis de cadera deben someterse a una evaluación periódica con radiografías. Cuando aparecen las primeras señales de desgaste, el traumatólogo empezará a considerar la posibilidad de realizar una cirugía de revisión.

El momento en que se realiza la primera prótesis de cadera es decidido por el paciente. Sin embargo el momento de realizar la cirugía de revisión es siempre decidido por traumatólogo (aunque el paciente aún no tenga síntomas)

A pesar de ser infrecuente, puede ocurrir que se produzca una infección en el local donde está la prótesis de cadera. En ocasiones, el foco de la infección ni siquiera se inicia en la cadera (ej.: infección de un diente, infección urinaria, etc). En estos casos se realiza una terapia agresiva de antibióticos y puede ser necesario realizar una revisión de la prótesis de la cadera. En una primera cirugía retiramos la prótesis y procedemos a una limpieza intensa del local donde estaba colocada. Pasados unos meses y una vez que tenemos la seguridad de que la infección ha sido totalmente eliminada, colocamos una nueva prótesis.

La prótesis de cadera realizada por primera vez es una cirugía previsible. Por el contrario, una cirugía de revisión es una cirugía imprevisible, con costos más elevados y que exige una gran formación y experiencia de los equipos quirúrgicos. En estos procedimientos de revisión tenemos que ser versátiles en el uso de los diferentes soluciones que tenemos a nuestra disposición, por eso deben ser realizados en Hospitales especializados y por traumatólogos especializados en cirugía de la cadera.